• Oscar Yonda

No hagas listas de tareas, construye una agenda de objetivos.

¿Cuántos días has logrado terminar esa lista de tareas que construiste juiciosamente al arrancar la mañana?

Con mucha seguridad, la respuesta será que ninguno o muy pocos.


El tiempo es uno de los recursos más valiosos que como profesionales debemos cuidar para lograr obtener resultados importantes en nuestras empresas.


Frecuentemente utilizamos las listas de tareas como metodología para hacer seguimiento de nuestros compromisos e intentar elevar nuestra productividad personal, sin embargo, esta metodología puede no ser la mejor alternativa para lograrlo.


Hace poco leí un post del reconocido escritor Nir Eyal en donde expone las debilidades de trabajar solo con listas de tareas como método de productividad personal. El autor expresa que si solo trabajamos con listas de tareas, siempre nos sentiremos culpables y poco productivos porque nunca finalizaremos todo lo que escribimos que íbamos a hacer y este ciclo se repetirá día a día.


Las listas de tareas roban nuestra tranquilidad.

Las listas de tareas suelen convertirse en distractores de las cosas importantes, ya que nos conllevan a trabajar solo en tareas urgentes.


El nuevo enfoque de productividad.

¿Cuáles son los objetivos más importantes para tu empresa en el rol que estás desempeñando? La clave de una máxima productividad, está en construir tu agenda semanal con base en esos objetivos.


Si solo te limitas a construir listas de tareas, terminarás haciendo muchas cosas que no aportarán a tu desempeño como líder ni a los resultados de la empresa.


El calendario digital o físico se convierte en la herramienta vital de esta nueva forma de construir productividad.

El calendario no debe usarse solo para agendar reuniones, lo debemos usar para programar el trabajo en nuestros objetivos importantes. El calendario es la herramienta que nos permitirá establecer QUÉ hacer y CUÁNDO hacerlo.


Agendar nuestros objetivos nos permitirá trabajar en lo verdaderamente importante, nos dará una sensación de estar avanzando, le dará paz a nuestras mentes.

Cómo dijo el atleta Eliud Kipchoge: "Sólo los disciplinados en la vida son libres. Si no eres disciplinado eres un esclavo entre tus estados de ánimo y tus pasiones"