• Oscar Yonda

Flujo de Caja para pequeñas empresas y emprendedores.


Cuando inicié mi carrera profesional, el primer estado financiero con el que trabajé fue el flujo de caja de tesorería. Desde ese momento descubrí lo fascinante que es esta herramienta para comprender la salud financiera de cualquier empresa.



Cash is King!

Me sorprende que a pesar de lo vital que es contar con un flujo de caja de tesorería, muchas compañías y sobre todo pequeñas empresas y emprendimientos, no cuentan con ella para apoyar sus decisiones operativas y estratégicas.


Tener una herramienta ya sea básica o robusta que te permita monitorear todos los días el estado de tu caja, agregará un valor incalculable a tu negocio.

Desde mi experiencia personal, una forma práctica para llevar un flujo de caja de tesorería es en un modelo en Microsoft Excel, ya que este te permite ser versátil no solo para analizar qué pasó, sino también para simular escenarios futuros de lo que puede pasar.

En todas las empresas que acompañamos desde Alta Perspectiva, hemos desarrollado un modelo en Excel que nos permite de manera sencilla evaluar constantemente la evolución de la caja de la compañía y determinar si las estrategias adoptadas están en función de generar o destruir la caja.


El gran reto para cualquier empresario es convertir las ventas en utilidades y las utilidades en caja, al mínimo riesgo.

¿Qué nos indica el flujo de caja de las ventas?

El flujo de caja de tesorería te va a permitir medir la velocidad de conversión de tus ventas en flujo de caja. Aquí entran en análisis indicadores como: la rotación de las cuentas por cobrar, el porcentaje de ventas de contado, hasta dónde es sano el crédito que otorgo a mi cliente.


¿Qué nos indica el flujo de caja de nuestra relación con proveedores?

¿Cómo me estoy apalancando con mis proveedores? En la medida que logre negociar plazos de pago con mis proveedores, se maximizará la caja disponible para mis operaciones, aclarando por supuesto optimizar los inventarios y sin afectar los márgenes brutos de negociación.


Si el negocio opera con productos importados o no tienes mayor poder de negociación en la compra y te toca realizar anticipos, tu operación consumirá demasiada caja tanto para operar como para crecer.


¿Qué nos indica el flujo de caja de nuestra gestión de inventarios?

Los inventarios son montañas de dinero. ¿Cuánto dinero debo tener invertido en inventarios para que mi flujo de caja sea positivo? ¿Cuál es el nivel óptimo de compras que me permitan a la empresa ser rentables, pero a la vez maximizar el flujo de caja?


¿Qué nos indica el flujo de caja de nuestros gastos operacionales?

Aunque algunos gastos de operación se deben ejecutar con pago de contado, por ejemplo, la nómina, si se puede realizar negociación de extensión de plazos en algunas categorías permitan aportar mayor flujo de caja a la empresa.


¿Qué nos indica el flujo de caja de nuestra deuda?

¿La deuda financia activos de corto o largo plazo? En ese mismo sentido debería estar configurada la amortización de los créditos para tener un balance entre tu flujo de caja operativo y el flujo de caja por financiación.


 

Construir un flujo de caja es todo un arte. El flujo de caja es el resultado integral de la gestión particular de todos los procesos de la compañía.


El equipo de Alta Perspectiva quiere invitarte a participar de un Taller de Entrenamiento en Flujo de Caja para pequeñas empresas y emprendimientos, el próximo sábado 14 de mayo a las 2 pm en Cafeando Work Cafe. Si quieres formar parte de este entrenamiento te puedes registrar en el siguiente link: Registro


Te esperamos.