• Oscar Yonda

Concentrarte, el súper poder qué debes desarrollar


El enfoque y la atención profunda es esa cualidad que va a necesitar el mundo y vas a necesitar tú para generar cosas que trasciendan y qué te hagan feliz.


Si analizamos detenidamente nuestras vidas, pareciera que cada día el entorno se encargara de crear muchos nuevos temas para atraer nuestra atención.


Redes sociales, programas de televisión, equipos de fútbol, programas de estudio, viajes, política, nuevas personas, nuevos proyectos, libros, series de Netflix, eventos, nuevos restaurantes, moda, artistas y miles de elementos más intentan robarse un espacio de nuestra agenda todos los días.


Lo peligroso es que en la medida que nos sumergimos en estos elementos, crece nuestro deseo por estar constantemente "actualizados" con lo que pasa con cada uno de ellos, terminando por convertirse en una bola de nieve gigante y peligrosa en contra de nuestra concentración.


Hoy la tecnología nos permite estar más conectados y tener fácil acceso a una enorme cantidad de información y personas como nunca antes en la historia de nuestra vida, sin embargo ese acceso aplica para todo tipo de información y de personas, la que nos convienen y la que no, y por conveniencia me refiero a aquella información o personas que realmente sumen en la construcción de nuestro propósito de vida.


No es un secreto que existen personas que logran resultados extraordinarios con las mismas 24 horas que tenemos todos al día, y la pregunta qué surge es ¿Cómo lo logran?

Aquí hay algo claro, su capacidad de atención determina su desempeño. No solo necesitan muchas horas de práctica para lograr un gran desempeño. Su concentración tiene una importancia fundamental. Hacen las cosas totalmente concentrados y enfocados, con el objetivo de estar mejorando constantemente.


Se vuelve primordial tener claridad acerca de cuál será nuestro objetivo cada día, cada mes, cada año y finalmente en nuestra vida. De esta forma podremos identificar cuáles son esos elementos que nos van a aportar para conseguir esos objetivos y cuáles no.


No es posible pretender estar actualizados y conectados con todos los temas que nos "gustan" ya que de esta forma solo estaremos orientados a tener goces temporales de muchas cosas, pero no lograr un alto impacto en algo realmente significativo, lo que a final de cuentas generará infelicidad.


De acuerdo con Daniel Goleman, "La autorregulación de la atención nos permite enfocarnos en nuestros objetivos y resistir la distracción. Las personas que pueden ignorar los impulsos, filtrar lo irrelevante y mantenerse enfocados en su objetivo, se desempeñan mejor en la vida".


En un presente inundado de distracciones, es realmente importante ser muy selectivos. La atención selectiva permite poder enfocarnos en lo importante, y lo que ocurra a nuestro alrededor no conseguirá distraernos.


La habilidad para centrar nuestra atención en una labor o en una persona por un periodo largo de tiempo, la desarrollan pocas personas, pero esas personas son las que generan resultados significativos, a diferencia de aquellos que saltan de tarea sencilla en tarea sencilla (o personas), sin profundizar.


A continuación menciono algunos tips para ser mas conscientes con tu capacidad de atención y enfoque:

  • Define intervalos de trabajo profundo, hasta llegar casi a niveles artísticos con lo que haces. Si tú puedes escribir un algoritmo, un escrito de prosa, analizar datos, enseñar lo que aprendes, hacer esas cosas valiosas y raras, las personas te encontrarán. "Debes ser tan bueno en lo que haces que los demás no puedan ignorarte" Steve Martin.

  • Si estás trabajando, tu atención es del trabajo. Si estás con tu familia, tu atención es de tu familia. Si estás con tu pareja, tu atención es de tu pareja. Si estás leyendo, tu atención es de tu libro. Si estás en una reunión, tu atención es de la reunión. Sencillo.

  • Minimiza el uso de redes sociales al día, establece espacios de tiempo para su revisión.

  • Selecciona las cuentas de redes sociales que quieres seguir, las que realmente aporten a tu propósito. (pocas pero sustanciosas). No se trata de eliminar el uso del celular o de las redes, se trata de ser estratégicamente selectivos con lo que queremos estar conectados. Ya verás que probablemente el 80% de las cuentas que sigues no aportan en tu propósito y solo logran distraerte.

  • Establece espacios al día para revisar tu mail (dos o tres veces al día).

  • Lee un libro a la vez con pasión profunda por lo que te quiere enseñar. No compres libros que no vas a leer solo porque te llamaron la atención.

  • En las reuniones apaga tu celular y enfócate en el expositor, participa activamente con un alto enfoque.

  • Sé selectivo con las personas con la que pasas tu tiempo, por más que queramos ser "sociables" gastamos mucho tiempo en personas no aportan a nuestro propósito de vida. (pocas pero valiosas)

  • Con aquellas personas que decidas pasar el tiempo, realmente regala toda tu atención en sus espacios. Es el mejor regalo que puedes hacer. La atención es una sincronización de cuerpo, corazón y mente. Nunca subestimes a quien te regala su atención.

  • Define lo que debes hacer y lo que no debes hacer día a día. Son importantes las dos.


Al final de cuentas, la felicidad la genera estar en conexión constante con nuestra realidad, con las personas que amamos, disfrutar de cada detalle y momento que nos ofrece la vida, aprender y mejorar constantemente, dejar un impacto alto de nuestra existencia, y para lograrlo debemos estar plenamente enfocados y concentrados.


Una cita anónima que circula por ahí dice:


” El hombre de éxito es aquel que es un hombre normal… pero concentrado”.


Espero que hayas tenido la atención plena para leer este escrito y generar acción en tu vida, ese sería un avance importante.